jueves, 3 de julio de 2008

Viena bien vale un remojón


París bien vale una misa dijo en su día Enrique IV de Francia, abjurando del protestantismo y con ello obteniendo el reconocimiento de su derecho al trono.

De igual manera, también el aplastante triunfo de la selección española en la Eurocopa de Austria y Suiza, en consecuencia, fue tal de mecerer un baño en la fuente de Concepción Arenal, lugar de todas las celebraciones futbolísticas en Ourense (ya sean culés, "madrilistas" o de 'paña).
Pasa que uno ya no está para estos trotes, pero se dejó arrastrar por la muchachada y... Recibió el bautismo ese de los testigos de Jehová, o de Yaveh, o de los discípulos de Emaús... Cualquiera se acuerda ahora.
Sectas, religiones, fanatismos deportivos de toda índole, que más da. Todos se pueden meter perfectamente en el mismo saco.
Llevarse un alegrón tan grande porque un pellejo inflado de aire se cuela entre tres listones de madera recubiertos de una red es algo, desde luego, que no tiene pies ni cabeza.


Bueno, no sabía que aquí en Galicia éramos tan patriotas. En fin, ya se sabe, todo el mundo se sube al carro de los ganadores... Aunque esté un poco húmedo.

4 comentarios:

Steve dijo...

I am very happy Spain won the football, they are a great team! Viva Espania!!

Guillôm dijo...

jajajajajaj
El de arriba no entiende nada.
Y es verdad cómo se cambian las convicciones con tanta facilidad cuando el propio punto de vista no es el que sale favorecido en los rankins.
No sé tu, pero prefiero ser fiel a mi misma, que popular o victoriosa.

Siukwan dijo...

Thanks for adding the link to my blog, nice to meet you!

Kyri Kyprianou dijo...

Spain deserved it, they played so well!