lunes, 12 de octubre de 2015

La lucha por la Ciber-vivencia





Ahora ya no, con la invención del wi-fi y los smartphones, pero hubo un tiempo en que la conexión del hogar a Internet estaba tan disputada como los vados de cruzar, o las orillas de abrevar, del Serengueti.
Ñus, cebras, cocodrilos, etcétera, esperando su turno, acechando en la sombra, en busca de una oportunidad de tener acceso al “alimento”. Unos pendientes de los otros. Todos ellos viviendo a expensas de lo que deparare el momento.

Víctimas y verdugos bajo la ley, imperiosa ley, de los instintos (aún cuando virtuales).