domingo, 29 de abril de 2012

Al son de Adelson


Bueno, pues parece inevitable que vendrá a España la basura esa del "Eurovegas".

Los políticos de Madrí y Barça - perdón, de la comunidad de Madrid y de la Generalitat de Catalunya - se la están disputando entre ellos, a costa de ceder lo máximo posible en materia de legislación y prebendas.

Sólo faltaría ya que Pepe, el defensa central de los blancos, y Alves, el carrilero blaugrana, se implicaran en la partida y pusieran sobre el tapete su repertorio de marrullerías, para terminar de dilucidar quien de los dos se acabará finalmente llevando el gato al agua.

Entretanto nos quieren convencer de que este parque temático de la ludopatía, de la prostitución, del tabaquismo, franquicia del consumismo compulsivo, generará prosperidad y riqueza. ¡Menuda nos la quieren colar!

Y no sólo después de construido, sino durante el proceso, pues nuestra maltrecha economía del ladrillo vivirá una segunda juventud, dicen.

Más me tiene pinta a mi, en cambio, que para poner en pie este Dubai cutre, este Macao de todo a cien, sobre el papel, lleno de rascacielos subprime - nada de Mies van der Rohe, Calatrava, Norman Foster, ni nada que se le parezca - no se contratará al paisanaje local, sino como en otras partes del mundo, se traerán consigo a sus legiones de paletas y mozos de cuerda pakistaníes, en régimen de semiesclavitud; y una vez acabado el chollo, se les soltará por los alrededores, como mascotas exóticas que se han vuelto incómodas de mantener, y que una vez libres alterarán irreversiblemente el medio y desplazarán a la fauna local.

En fin, ese es el trato, más delincuencia, más paraísos de la alegalidad, más regiones de nuestro solar patrio gestionadas desde la excepcionalidad, y por si fuera poco, junto con Gibraltar y las bases yanquis, un nuevo polo atractor de la ignominia, a tan sólo escasos kilómetros de la capital del reino. Del reino de la dinastía urdangarino-botsuana, por supuesto.

¡Ay, que me da la risa! Y encima dicen que es Madrid el lugar ideal para montar ese circo, pues es a la capital de España a donde viene el turismo con mayor poder adquisitivo, y que - para entendernos - es el que se gasta más cuartos en darse caprichos.

Vamos, que en adelante toda esa gente, en lugar de visitar el museo del Prado, el reina Sofía, el palacio real, comer en los mejores restaurantes de la ciudad, y alojarse en hoteles de renombre, se desviará, por convicción y apetencia propia, a ese megacomplejo del vicio y la chabacanería, a lanzar los dados y perder hasta la camisa. En fin, somos muy ingenuos. Y muy propensos al timo.

¡Ay, qué poco hemos evolucionado desde que Tony Leblanc encarnara en sus películas al típico paleto castizo, que vivía todo el día con la picaresca a cuestas, para acabar siendo víctima de sus propios embolados!

Y la realidad es que con sólo echarle un vistazo al promotor de todo este chiringuito, el Adelson famoso ese, bastaba para hacerse una idea de la calaña de las mafias con las que se está negociando.

Bueno, aceptémoslo, esta es la siguiente fase de la crisis. Ahora que nos hemos empobrecido, toca arrastrase e ir mendigando por las esquinas para que nos echen al plato la calderilla sobrante. Aquí es a donde hemos ido a parar, después de que el nuevo gobierno se haya demostrado incapaz de resolver el problema del desempleo rampante, y se ponga a sablear a todo el mundo, cebándose como siempre, con los ya muy exprimidos y baqueteados trabajadores.

Mientras, bancos y constructoras se relamen. Una segunda oportunidad, el remedio milagroso para sus cuentas enfermas, o eso creen. Pero esto es pan para hoy y hambre para mañana. Ni siquiera ellos van a poder meter la cuchara a gusto, aunque con poquito que les dejen, se darán por satisfechos, pues calmará, aunque solo sea de forma transitoria y paliativamente, el espantoso mono que padecen de liquidez.


Resumiendo, que yo no quiero ver a la juventud de mi país repartiendo cartas, ni trabajándose clientes por las esquinas.

¿Dónde está la iglesia, que siempre habla tan alegremente de política cuando le conviene? ¿Por qué calla ahora? Toda esta ciénaga de corrupción e inmoralidad que se nos viene encima, esta Sodoma y Gomorra de neones epilépticos… ¿ni le va, ni le viene, ni frío, ni calor…?

¿Y las élites intelectuales? ¿Existen realmente? ¿Salen de sus torres de marfil alguna vez para preocuparse del bien común, o con embolsarse sus cánones de esto y de aquello, sus subvenciones pactadas y firmadas con los mismos politicuchos que no dudan en postrarse ante los “ludodólares” gangsteriles, ya consideran que se han ganado honradamente el pan?

Los mismos indignados… ¿Dónde os habéis metido, chavales? Acaso no veis que es vuestro futuro el que está, nunca mejor dicho, en juego.

¿Habrá que esperar de nuevo a que sea junio, y que vengan los exámenes, para que se os inflame la vena contestataria y mováis el culo por una causa justa?

¡Dios mío, qué asco tan grande! Nos van a plantificar una mierda XXL, enfrente justo de nuestras narices, y parece que somos sólo cuatro gatos los que nos rasgamos las vestiduras.

No os indignéis, ya habéis visto que no merece la pena. Esta es la hora de la verdad, y, dichas a la cara, las verdades no le gustan a nadie.
Confiarle vuestras ilusiones al calvo de la lotería, que os va dar bien… ¡Bien por ahí!

Y como no me queda otra, termino apelando a la heroica.
¿Madrileños? ¿Estáis ahí? ¿Vais a dejar que vuestros rectos y sabios comendadores os conviertan en la verruga de Europa? ¿Qué ha sido del espíritu del dos de mayo?
¿Permitiréis que esta invasión de agentes patógenos se adueñe de vuestra identidad colectiva?
¿O es que, resignados a lo que venga, aceptáis para los restos apencar con la servidumbre de las tragaperras?

En fin, que será mejor que os deis prisa, si es que en realidad tenéis intención de pararles los pies a los políticos… Recordad lo que dice la regla de oro. Ficha movida, ficha comida.

7 comentarios:

Genín dijo...

Eso que dices de que la Iglesia no diga ni pio ni se posicione, no me había dado cuenta yo y es muy interesante ¿Será que les han ofrecido construirles por la cara una catedral con acceso directo a los casinos?
Por lo demás, si que lo entiendo, a rio de podredumbre revuelto ganancia de políticos, esto si que está claro, en fin, esperemos que antes de que empiecen a construir, una revolución de limpieza salvadora los barra de la piel de toro, a ellos y a toda esta porquería corrupta, inútil y chupoctera que nos ahoga!
Salud

Genín dijo...

Tu idea de regalar el exceso de nuestros politicos a la Merkel, me gusta mucho, pero no creo que acepte el regalo, te voy a dejar, este enlace en el que el New York Times culpabiliza a la Merkel, por su cabeza cuadrada, de la situación económica de España:

http://www.teinteresa.es/dinero/York-Times-Angela-Merkel-Espana_0_681532220.html#.T5fmaRErkrA.facebook

Salud

pazzos dijo...

¿molesto?
Estuve alojado en un hotel de Adelson, el Marina Bay Sands de Singapur. Como lo habían inaugurado el día anterior todavía no ví las putas que comentas pero sí como recogían cada noche las brigadas de albañiles pakistaníes en camiones porque la galería comercial estaba aún sin rematar. Tampoco vi el casino porque tengo una clausulilla en mi contrato que me prohibe la entrada en sitios de juego y antros varios.
No estoy de acuerdo contigo en parte porque el edificio me parece arquitectónicamente espectacular (aunque conceptualmente sea un poco cutre: tres rascacielos con un junco-piscina plantado en lo alto)
Pero coincido en tu análisis sobre el papanatismo de algunos políticos. Tantos años defendiendo las esencias patrias contra el separatismo vasco, tanto reivindicar Gibraltar y están dispuestos a parcelar Madrid y convertir un cacho en una Ciudad sin Dios ni Ley. Es decir, una historia, una lengua y el deseo de independencia de una parte de la población no justifican siquiera un estatuto de autonomía, pero la expectativa de unos chinos ludópatas cargados de yuanes es motivo suficiente para crear un estado dentro del Estado, un limbo legal dentro de la Unión Europea.
Tengo ganas de que lo inauguren para invitar a Esperanza y todos los demás a una partida a la ruleta. A la ruleta rusa.

Alice vio la luna... dijo...

La mayoría de los madrileños (entre los que no me incluyo) han votado a la Espe, supongo que porque les parecerá bien cualquiera de las muchas atrocidades que comete en esta patética Comunidad: votantes de derechas de toda la vida, de misa diaria, de lo más rancio de Madrid, engminados, estómagos agradecidos... Estoy tan indignada como tú, Foody, pero lo único que se me ocurre es buscarme otro pueblo al que huir con mis hijos, la verdad, porque en éste, parece que les va la podredumbre.

Tomás Serrano dijo...

No te veo muy convencido de las bondades de esta empresa, ciertamente. Yo he estado un par de veces en Las Vegas (no creo que vuelva) y es un sitio curioso, con mucha gente, mucha (=mucha pasta). No sé si están los tiempos como para dejar pasar un negocio que va a generar, según dicen, muchos puestos de trabajo... A nadie le obligarán a ir. Creo.

juan antonio dijo...

Es la primera vez que entro en tu blog y me encuentro con este artículo que me ha encantado, firmo todo lo que has escrito y digo más, ese antro del capitalismo sin fin va a ser el punto sin retorno de una forma de hacer política que ha sido el que a undido a este país, el ladrillo y el yo me lo llevo calentito... y en lo que respecta a los y las indignadas yo soy de Sevilla, del 15-M de Camas, un pueblo cercano a Sevilla y me consta que los indignados madrileños y muchos colectivos están luchando contra eso, pero como siempre, los medios de comunicación del sistema no lo dicen, en mi blog he subido un artículo sobre dicho tema.

NoSurrender dijo...

Tiene sentido que, para montar sus negocios-basura, piensen en un país de ladrillos y camareros donde se retira dinero de educación y de innovación para dárselo a los bancos. Es lo que hay en este país, hoy por hoy. Una pena.

salud!